miércoles, 24 de diciembre de 2008

Solo


Esta navidad será como la canción del Buki, en esta soledad. La culpa la tiene este placer onánico llamado blog. Siempre he sabido que estas páginas llegan a unas cuantas personas, que la capacidad de convocatoria no es mucha, pero entre los pocos que leen, tarde o temprano lo hace la persona que uno no quiere que lo haga.
Nunca he sido de los que se censuran al momento de escribir, me gusta hacerlo, lo siento necesario; luego publicarlo son otros cinco centavos. Claro que si se toman en cuenta los pocos comentarios, pues como que todo se reduce a compartir con un pequeño grupo de amigos, a quienes se les tiene confianza, aunque la mayoría escriba de lejos, España, Colombia, Argentina, Estados Unidos, Chile, Perú, Dinamarca, por mencionar algunos; entonces eso da cierto grado de seguridad; ya ven, con el tiempo hasta les he compartido mis intimidades; eso sí, tratando de ser lo más apegado a la realidad, no como en la adolescencia, cuando uno contaba acerca de grandes hazañas, muchas de ellas inventadas. En fin, el blog atrapa, lo obliga a uno a decir más de la cuenta, pero no me arrepiento, pese a las consecuencias.
Todo este rollo viene a cuento porque Marina (quien no se llama así, recuerdan) tiene varios días de no querer hablarme.
Al principio pensé que tenía problemas con su teléfono, la llamé unas cuatro veces, en días distintos, no vayan a creer que soy aprehensivo, y no respondió; supuse que no tenía señal, que no tenía saldo, que estaba ocupada, no le di importancia, llegado el momento ella devolvería la llamada.
Estoy consciente que las mujeres le dan significado especial a estas fechas navideñas, así que hace un par de días fui a su casa, a llevarle un regalito, a invitarla a una posada, quería ponerme a tono. En su casa me dijeron que no estaba, que la llamara al celular; como no me hago bolas, dejé el regalo, llegado el momento ella aparecerá.
Estaba posteando el cuento del Oliverio, el que trabaja en un gimnasio, cuando el Adán me soltó: Vos Johan, ¿ ya le pasó la furia a la doñita? Como le puse cara de signo de interrogación, siguió contando: fijate que ella estuvo aquí, en el internet, el otro día, y de plano leyó tu blog, porque dijo en voz alta, que se cree ese Johan, que yo soy la Nicté, para que ande contando mis historias eróticas en la red, ahora a saber en dónde voy a meter la cara, porque le he contado a mis amigos que él escribe un blog. Una cosa es darse permisos, pero otra es andarlo divulgando.
Fui a buscarla, sin tener claro el motivo, pues como dije antes, no me arrepiento de haber publicado acerca de ella. No la encontré.
La señora de la tienda de la esquina me dijo que se fue a pasar la navidad con unos amigos, que solo eso sabía. No me voy a complicar la vida, pasado el tiempo olvidará.
Bueno, por el momento creo que ventilare mis intimidades en lo recóndito del patio de mi casa, que es particular, pero se lava y se plancha como los demás. Eso es paja, ya lo saben.
Salú, feliz navidá pue
PD. Este blog entra en pausa por unos días, regreso en enero-09; no cambien la sintonía.

9 comentarios:

Nancy dijo...

Ah, ojalá Marina lea mi comentario y sepa que ni idea de cuál sea su identidad y que tiene el hermoso mérito de haberte hecho escribir hermosos posts que cualquier mujer estaría encantada de protagonizar.
Mientras, te deseo unas felices fiestas aunque tararees al Bucky.
Qué buen post, supongo que muchos nos habremos sentido retratados en close up, medio cuerpo o cuerpo entero.
apapachos y felices fiestas. Te esperamos...

el Kontra dijo...

Master, espero que todo vaya bien y que a pesar de estar solo se las arreglé para pasarsélas de ahuevo. Un afectuoso saludo!

Hija-ilustre dijo...

eso se llama pudor.

malacosa que se haya enojado, aunque igual es complicado eh?, verme retratada con detalles en un blog, le entiendo...

y nada...

felices fiestas... ya pasó navidad así q sólo me queda desearte un feliz año

saludos

P.

Carolina Andújar Córdoba dijo...

Es gracioso eso de sentir que el blog es el "querido diario" de uno. Así no sea el caso, a uno siempre se le olvida que el papá o el sobrinito pueden estar leyéndolo... ¡Ups!

Sería muy rico no censurar nada, pero a mí a veces me entra la compasión y borro párrafos y hasta posts enteros.

Igual da la impresión de que fuiste muy dulce con la mujer en cuestión, que es lo que importa, ¿no?

¡Felices fiestas!

El Gemelo Malvado dijo...

JB,
No estoy con mucho tiempo por estos días. Sólo paso para dejarte un saludo. Que tengas un gran 2009. (Es tan poco el tiempo y tan grande mi vagancia que estoy haciendo C&P con estas pocas líneas en cuanto blog amigo conozco).

Que lo pase bien.

DF

yacasinosoynadie dijo...

que vaina Johan, tuve una amiga a la que le paso algo parecido, con la diferencia de que fue su hijo de 15 a;os el que leyo algunos post subidos de temperatura... siempre hay alguien que esta peor que uno, feliz a;o hombre, y no te desintonices de mis cuenticos tampoco, un abrazo.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Nancy: Me la pasé bien solo, en realidad no me pesa, bueno, un poquito si, pero hay que dar paso a las nuevas cosas, el año empieza y hay que subirse.

Apapachos para ti.

Kontra: Maestro, todo bien, igual uno escribe y asume las consecuencias.

Hija: Supongo que si, las mujeres tienen su pudor, no puede uno andar contándolo todo; pero a uno le ganan las ganas de escribir.

Carolina: Lo escrito, escrito está y no puedo desdecirlo, pero cada quien con su forma de pensar.

Gemelo: Mire que malvado es usted, dando copy past, en fin, es el signo de los tiempos, que la haya pasado bien.

Yacasi: Mire que patojo más travieso, son cosas que pasan. Seguiremos en la lectura, por allá lo visito.

Salú y felicidades a todos pue.

Isold (Tamboni) dijo...

Paso para saludarte y de paso darte las gracias por pasar por mi blog.
Te seguiré la pista.
Saludos

Johan Bush Walls dijo...

Isold: Siga la pista maestro, así no hay pierde.

Salú pue.