viernes, 12 de diciembre de 2008

La carta

Johan, querido, no sé que estarás pensando...

En el principio fue la confusión.

...cuando tomaste mi mano...

Tomé tu mano, ofreciste los labios,

...sentí que el deseo me atacaba, tu rostro estaba tan cerca del mío que no pude sino entreabrirlos para besarte.

quise besarte, despacio, poco a poco, con cautela, fuiste todo lo contrario.

Tengo que decirlo, tus besos son lo que yo esperaba, el sabor de tu aliento es delicioso.

Fueron besos apasionados, es necesario utilizar el lugar común, algo se desató, tus labios, tus dientes, la humedad en mis mejillas, el sudor en mi frente, un erizo en el cuello, tu furia, contenida de años, el calor.

No sé si puedas creerme, pero no suelo ser así de aventada con los hombres.

Tus manos en mi camisa, en los botones, mis manos en tus pechos, en tu suéter, los besos, el abrazo fuerte, la camisa terminó en la cama, el suéter en tus manos, quedé en desventaja, por unos momentos, luego tu blusa cedió.

Creo que las mujeres no debemos negarnos nada a nuestros propios cuerpos, había deseo en ambos y sólo traduje lo que sentí que me provocabas, aunque creí que querías detenerte, no sé, supongo que siempre hay un momento de duda.

No hubo duda mujer, temor al compromiso, indecisión tuya, curiosidad.

Supe que ya no nos detendríamos cuando me jalaste hacia la cama, el sofá no estaba tan incómodo, te lo aseguro, pero me levantaste y me llevaste por ese laberinto de libreras que usas de separación para tu dormitorio.

Como si conocieras el camino, te levantaste del sofá, solo fui el guía, caminaste entre las libreras, tuve suerte de haber cambiado sábanas, luego la cama crujió.

Espero que no te hayas molestado porque me adelanté con el preservativo, comprende que a mi edad todavía puedo concebir y, bueno, las enfermedades, más vale prevenir.

Antes que yo, quién sabe de donde, sin dejarme intervenir, sacaste un preservativo, me lo pusiste.

Johan, la verdad es que lo hicimos bien, tu ritmo y mi ritmo, lo que deseábamos ambos, incluso jugueteamos con algunas fantasías, no me puedo quejar, estuvo buenísimo. No creas que no me avergüenza lo que piense la dueña de tu casa, pues casi tira la pared, supongo que debo cuidar mi volumen para la próxima.

Fue bueno, gritaste, me lo diste a entender, la dueña de la casa, quien vive justo al lado, golpeó la pared, pedía que nos calláramos, tiempo después quedamos tendidos, pensé que te quedarías, llévame a casa dijiste, lancé un putazo en la mente, quería descansar un poco, recuperar el aliento, insististe, mencionaste la hora, accedí, para mi fortuna no vives lejos, caminamos, el frío de noviembre caló, te dejé en la puerta, me besaste a medias, hubiera querido que te quedarás en mi casa, pero no te presioné.

Si no quise quedarme toda la noche es porque no quiero compromisos Johan. No me interesan las relaciones largas, de ninguna clase. Tenía miedo porque se dice que los negros… bueno, lo comprobé. Gracias por hacer realidad mi fantasía, hace años que quería comprobar todos esos mitos y me gustó mucho, en verdad Johan, la próxima vez que hablemos no menciones mi carta, no menciones lo que hicimos, solo hagamos que se repita, volverá a pasar, pero no te digo cuando, depende de tus deseos y de los míos, no te preocupes por el compromiso, no hay nada de eso, esta es una relación madura, somos adultos, dos personas que se gustan y se desean. Besos.

Doblé la carta, me senté, preparé café, suspiré y entonces pude reír; tantos años en Guatemala, varias mujeres después, vengo a encontrarme una que se conoce, que se da permisos, a pesar de la carta. Creo que ahorraré para comprar una cama nueva.

Salú pue.

11 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Brindo por las mujeres y hombres que se dan permisos.

Saludos.

la-filistea dijo...

Chachayyyy!
comprobado encontraste la horma de tu chancleta.

quote:
Tenía miedo porque se dice que los negros… bueno, lo comprobé.

Qué es lo que se dice???

Nancy dijo...

esssssssssssoooooooooooo Johan, qué envidia... como dirían porái: no enseñen tuza donde hay ganado con hambre (o algo así).
Si yo fuera Abril, ya hubiera bocinado
Felicidades

Becca dijo...

Hola
encontre tu blog en cuentos pajeros y decidí visitarlo... me gustó!
y en cuanto a lo de la-filistea lo que se dice es
"once you go black... you never go back" jajaja

yo nunca he ido asi que no se...

saludos

Hija-ilustre dijo...

también brindo por los/las q se dan permiso, pero ojalá sin arrepentimientos al otro día al acordarse de todo... es típico, siempre me ando arrepintiendo :S

hay q cambiar ciertas cosas


saludos johan

Pao.

y sobre eso q dicen sobre los negros.... jajaja está claro, parece q cargas buen equipo

el Kontra dijo...

Buen post master, buenas cosas les llegan a a quellos que esperan.

Salud

PROSÓDICA dijo...

Ala hombre, yo también quiero un negrito ntons!!! jajajajaja.

El último párrafo es la guinda del pastel, de veras.

la-filistea dijo...

Gracias Becca!
Ja ja ja!
Yo sólo espero que don Johan tenga una buena explicación no se vale que pongan puntos suspensivos para nosotras las ignorantas en ciertas areas.

<:o)

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Toro: Como dijo el gran filósofo mexicano: "Por ellas, aunque mal paguen"

Filis: De los negros se dicen muchas cosas, pero esa parte del texto no lo escribí yo, esa es parte de la carta; me queda la duda a que se refiere, orejas quizá.

Nancy: Ya viste pues, uno haciéndose bolas y las cosas resultan mejor de lo que se piensa. Santa Clos traerá algo para ti.

Becca: Me alegro que hayas encontrado mi blog, espero que lo sigas visitando. Hay cosas que el dinero no puede comprar.

Hija: Si, es malo arrepentirse, lo mejor es no tener cargos de conciencia. Siempre hay oportunidades para cambiar las cosas.

KontraKonviviado: Ya vio pues maestro, poco a poquito.

Prosódica: Para todo hay mitos, pero siempre hay forma de desmitificarlos, y el que los desmitifique un buen desmitificador será.

Filis: La carta no la escribí yo, solo la estoy compartiendo. Qué puedo decir.

Salú, a todos, pue.

Carolina Andújar Córdoba dijo...

Está bueno este post, rarísimo encontrar uno de contenido erótico que no de vergüenza ajena; no tiene nada de cursi ni tampoco es vulgar... no entiendo por qué se enfadó la mujer si era imposible conocer su identidad. ¡Lástima!

El Aguafiestas dijo...

Hoy conozco tu blog personal.
Qué buena aventura, da envidia de la buena. Solo queda decir, ¡Salud!