viernes, 21 de noviembre de 2008

Cine

Desde aquellas primeras citas de juventud aprendí que es mala idea invitar al cine a una chica cuando se le corteja. Usualmente una película tarda más de hora y media, lapso que se convierte en tiempo perdido, pues no hay forma de adelantar en el conocimiento de la otra persona; no se puede conversar, los únicos comentarios son los dirigidos a algún aspecto de lo que se está viendo, y esos no siempre son válidos, porque distraen, no solo a la pareja, también a los que están alrededor. Luego, al salir del cine, la cita casi ha terminado y no queda mayor oportunidad de avanzar en la conquista. Recuerden que las primeras salidas son como los primeros rounds de las peleas de box, puro reconocimiento; por supuesto que hay peleas que se ganan por knockout en el primer asalto, pero yo me parezco a Tyson solo en el color.

El caso es que Marina*, después de la comilona de fiambre, insistió en que sería bueno ir al cine, yo le dije que no era buena idea, pero entonces cometí uno de los errores más grandes que un hombre puede cometer, contradecir a una mujer, así que ella se lo tomó como algo personal y, utilizando todas las malas artes del sexo femenino, me convenció.

Salimos el viernes, deliberamos sobre la conveniencia de ir a un cine moderno, caro y con pantalla más grande, de esos que hay en los centros comerciales, o si nos acomodábamos en una de esas salas viejitas, de las que todavía quedan en el centro, yo pensaba en mi comodidad, porque me disgusta salir de mis dominios, el asunto es que en los cines de la zona 1 las películas se ven oscuras y la comida es mala. Perdí, una vez más, la disputa, por lo que dejamos el centro histórico y nos dirigimos al centro comercial que está por Las Majadas, tiene buenos cines. El ambiente en el mall era de navidad, adornado con árboles y ositos, bien lindo todo.

La función transcurrió como lo había pensado, cruzamos unas cuantas palabras antes del inicio, comimos las chucherías que compramos, no se puede hablar en confianza con gente alrededor.

La película estuvo mala, durante la proyección aproveché para analizar la situación, pensé que, de plano, no había futuro en seguir saliendo con Marina. Ella es la típica ama de casa, divorciada desde hace años, según me ha contado, no ha salido con nadie desde entonces, se ha dedicado a cuidar a los hijos, pero ahora que ya están crecidos quiere darse un poco de tiempo; cositas así me ha platicado. La conozco desde hace pocos meses, cuando llegó al taller, espero que no sean mis prejuicios, pero creo que lo que necesita es alguien con quien estar hasta que la muerte los separe; por supuesto que eso no va conmigo. Además, el Adán, que parece estar preocupado por mi soltería, me dijo, el otro día, a lo pelado: esas doñitas son de las que no sueltan nada hasta que tienen el anillo en la mano, claro que es la visión de un patojo, a quien no debería interesarle meterse en mi vida.

Como les he contado, me gusta la soledad y la valoro, no estoy interesado en volver a compartir el apartamento, las deudas y los problemas.

Una eternidad después, salimos del cine, comentamos la película, a ella tampoco le gustó, me dijo que la Demi Moore se puso vieja y nunca aprendió a actuar; pero se ve muy bien todavía le repliqué, sonrisas más, palabras menos, algunas chispas brillaron en los ojos de ambos.

Afuera del cine, llegó ese momento en el que no sabía que decir, quería invitarla a comer, pero era algo tarde, más de las diez de la noche, intuí que para ella estar en la calle a esa hora no era usual. Voy a buscar un taxi, iba a decirle, cuando dijo: Johan, vamos a tu casa.

Salú pue.

*La explicación del asterisco se encuentra en el post anterior, si lo leyó, entonces sabrá que significa, si no lo leyó, entonces tendrá que hacerlo, para descubrir el significado del asterisco.

23 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Mira que bien.

Saludos.

la-filistea dijo...

Uhmmm yo no quiero ver como va a terminar esto. Por que te quebrás tanto la cabeza con la Marina pues?

Lagraaan y esperar hasta la otra semana a ver que pasó en la casa va a estar canijo!

Nancy dijo...

Supongo que Johan supone que ya suponenmos lo que pasó en su casa y quién sabe si nos lo va a contar.
Dale tiempo Johan, los dos merecen no estar tan solos, acompañaarse de vez en cuando. A lo mejor ella no es de las que quieren un "hasta que la muerte los separe". Ya se divorció una vez, suficiente para entender que es mejor vivir el aquí y el ahora.
¡Saludos y felicidades!
;o)

miquelet dijo...

Por otro lado, ir al cine con una cita permite estar pegado a ella durante 90 minutos y no meter la pata, cosa que se podría hacer en cualquier otro lado.
Si no cuentas lo que pasó en tu casa, automáticamente nos vamos a imaginar lo "peor".

Salud.

PROSÓDICA dijo...

Yo soy amante del cine, pero si para conectón no es muy buena idea: poca conversación, poca atención en el otro, limita el tiempo, exceso de gente... además creo que depende te la personalidad de ambos. Para disfrutarte ir al cine en una cita, verdaderamente debe encantarte el cine.

Con lo de la chava, yo te vi rendido a ella desde la piñata. Concuerdo al 100 % con lo que dice Nancy. No es bueno suponer, tal vez ella no espera casarse, aunque tal vez espera quien la quiera para siempre (¿quién no quiere sentirse querido simpre pues?). Además don Johan, no tardará usted en darse cuenta que muchas veces el tiempo lo lleva uno dentro y que aunque por fuera no hayan siempres, por dentro hay cosas que son para siempre.

Abrazos.

P.S. ¿sos del típico santa que sólo trae juguetes si uno se porta bien?.... joder!, ya me llevó la mula entonces con mi listado jajajja

Luc dijo...

Muy bueno, le tomo el consejo a medias.

Un abrazo

Jorge Sánchez dijo...

Primera vez que entro a este blog, y esta es el único post que he leído. Pero me pareció un cuento pajero, así que voy a seguir viniendo a ver qué pasa.

Prado dijo...

tengo por norma no indagar en asteriscos ajenos.

saludos, gústome la historia, como siempre.

mia dijo...

Habría que conocer la"suite"

No veo que todo acabe aquí,

con Carmen que no lo es

ni Marina,sino contigo

sin cine,curiosa quedo

de saber que te gusta a ti,

a parte de ir al grano,

lo de"antes" y "después"

contigo que no es usted...

♥♥♥besos♥♥♥

mia dijo...

Me gustaría que visites y veas

http://www.rtve.es/alacarta/la2/ultimos/index.html

♥♥♥besos♥♥♥

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Toro: Ahí va la cosa maestro, usted no pierda la sintonía.

Filis: No seas desesperada, ya viste que son ustedes las mujeres las complicadas.

Nancy: En efecto, yo hice unas suposiciones, pero luego las cuento.

Miquelet: Yo pienso que ir al cine no es buena idea, pero cuando se está conociendo a la posible pareja. Después ya no hay problema.

Prosódica: Vos si me entendés, con lo del cine digo. Completamente de acuerdo.

Lo que pasa es que quizá yo soy lento, o definitivamente no entiendo a las mujeres, pero quién sabe.

Ajá, o sea que sos una niña mala.

Luc: Algo es algo.

Jorge: Pues ojalá vengas nuevamente. Te cuento algo, este es mi blog personal. El de los cuentos pajeros está aquí a la par.

Prado: Hace bien usted amigo Prado, no sabe uno que se va a encontrar debajo de un asterisco, es bueno verlo por acá.

Mia: La suite no es gran cosa, pequeño apartamento en el centro histórico de la ciudad. Lo bueno es que cuando uno le interesa a las mujeres no importa si la suite es de lujo o no. ¿Verdad?.

He visto el sitio que habeis dejado, que está muy bueno, os lo digo que si.

Salú pue.

el Kontra dijo...

Master de lo pajero: Que dilema, yo me identifico, es una vaina lo del cine, yo no veo la lica, me quedo pensando en el después. Aprendo mucho aquí master, espero la próxima. Salud.

PD: la analogía con Tyson estuvo muy buena.

CIUDADANO CERO dijo...

Que buena forma de jugar con nuestra mente, creo que deja en suspenso... Saludos Don Bush

Nancy dijo...

Bueno Johan, creo que después de todo Prosódica tuvo el mejor ojo desde el principio, desde que contaste lo de la piñata.
Yo tuve que leer primero lo de la piñata (que no te gustan las piñatas, pero por Marina... hiciste la excepción); luego por la graduación (que no te gustan esas cosas, pero por Marina...)
Y bueno, ahora con el cine y el final lo suficientemente sugestivo.
Y si lo vemos desapasionadamente, en este blog de tu vida y milagros los últimos tres posts tienen un común denominador: Marina, Carmen o comoo se llame.
Salutis tutis, pues y ya no te hagas bolas pues no somos tan difíciles de descifrar

EL Gemelo Malvado dijo...

Cómo le va, JB
He estado ausente. Retornando por estas pampas ahora, evidentemente.
Nos leemos.

Camilo Jiménez dijo...

Tienes que seguir saliendo con ella, Johan. Si no, ¿qué será de nosotros tus lectores, que seguimos atentos los acontecimientos con esa dama adulta? Además parece que el asunto ha avanzado, y sin anillo de por medio. ¿O me equivoco?
El abrazo de siempre desde Bogotá.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

El Kontra: Si que es una vaina lo del cine, se pierde tiempo, pero hay que ponerse vivo, esperando que ellas no salgan con un as bajo la manga.

Cero: Veo que ha vuelto usted, espero que sí, ya iré a revisar su blog, no soy yo el que juega, son las cincunstancias.

Nancy: Por eso me animo a compartir estos rollos, porque recibo la retroalimentación de ustedes.

Gemelo: No se pierda mucho maestro malvado, siga leyendo usted.

Camilo: Así es maestro, sin anillo, ya no creo en esas cosas. Las historias seguirán, eso espero, la cosa es que anime a contarlas.

Salú pue.

Nancy dijo...

Hola Johan, tengo un premio para ti. La información está en mi blog:
http://historiascitadinas.blogspot.com
¡Felicidades!

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Nancy: Gracias, muchas gracias, es muy lindo de tu parte, por allá llego a recoger mi premio.

Salú por eso.

yacasinosoynadie dijo...

Me hiciste reír con eso de que te pareces a Tyson solo en el color… la mujeres siempre se dan maña para lograr lo que quieren, y su repertorio de manipulación es tremendo… Y bueno en ocasiones la soledad cansa, no se…

Que buen post hombre, que lindo venir por acá.

la-filistea dijo...

No me digas que pasó lo que tenía que pasar y andas en plena luna de miel?

Te dije: encontraste la horma de tu suave chapina.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Yacasi: Hay que reirse de uno mismo, es saludable. Con lo de las mujeres, ellas tienen el control y lo saben, son tremendas, en todo sentido. Siga viniendo, esta es su casa.

Filis: El viernes sigue contando, lo prometo.

Salú pue.

m dijo...

a mi no me parece tan mal la ida a cine en las primeras citas: uno casi siempre está nervioso y da trabajo hablar, además, la película buena o mala da para hablar después y uno de ahí encuentra algun tema para seguir, si hay.
Por otro lado, entiendo la furia de la doñita, las doñitas se suponen vírgenes luego de la separación y de haber criado a sus hijos y que la gente se entere de sus peripecias sexuales con hombres que no son sus novios oficiales no creo que sea algo bueno, sobre todo si la señora tiene a sus hijos en un colegio ¡evangélico! pensalo bien, no creo que fuera una buena movida. En todo caso seguiré viniendo a ver qué pasa con la doñita.
un abrazo desde medellin.