miércoles, 13 de enero de 2010

Frío, frío, tibio, tibio, caliente, caliente

Hoy será el día más frío del año, o de la temporada de frío, hoy o ayer, dependiendo de cuando lean, la fecha es el 13-01-10; pero no lo digo yo, lo dice la máxima autoridad en ese rollo de pronosticar el clima aquí en Guatemala, el mentado INSIVUMEH; pero ya saben que ellos son más pajeros que su servilleta, y nunca le atinan; conste que una vez escuché al director de la entidad decir: Mañana jueves lloverá, esa vez acertó a medias, porque era miércoles y al siguiente día fue jueves, aunque no llovió.

La cosa es que si hay frío ustedes, ya hasta parece El día después de mañana, creo que ya vamos por 7 grados Celsius, que son unos 44.6 Fahrenheit.

En la calle todos andamos como que somos cebollas, no por el olor, por las varias capas de ropa que se lleva encima. Aproveché para usar unos trapitos térmicos que mi hija me envió hace unos años; siempre pensé que nunca los iba a utilizar, pero hoy me puse novelero, hasta calzoncillos largos incluye. A veces me da por ser exagerado, llevo puestos unos calcetines de lana, un suéter cerrado, chumpa enguatada, gorro andino, guantes, bufanda y abrigo de investigador privado, hasta me cuesta caminar.

Llegué al internet del Adán, estaba lleno; se siente caluroso, como no tiene ventanas, además el calor de las computadoras. A pesar del olor a metano, la temperatura del local está agradable. El adán me convidó a una tacita de café ralo, del que parece agua de calcetín, así como lo toman la mayoría de guatemaltecos.

El comentario obligado es el del caso Rosemberg, yo me puse a ver, en Internet, la conferencia de prensa, completita. Debo decir que ese viejito español tiene chispa para narrar, además se curó en salud desde el principio, porque dijo que iba a contar una verdad extravagante, interina al 12-01-09; más o menos esas fueron sus palabras. No opino nada al respecto de la investigación, en esas cosas todo mundo se equivoca o todos tienen razón, porque mi verdad no es la verdad del prójimo y viceversa; lo único que puedo decir es que el Castresana tiene cabida en mi blog de los Cuentos pajeros. Para mí que la clave de todo es la bicicleta, recuerden el dicho: Si mi abuelita tuviera ruedas sería bicicleta.

Tengo que hacer unas mis diligencias, el sol ya calentó algo, ahora tengo el problema que no sé qué hacer con toda la ropa extra que llevo; me ataca, de nuevo, la idea de comprar mi carrito, ya les contaré si me animo.

Salú pue.

4 comentarios:

Lena dijo...

Aquí hace mucho frío...es el invierno más frí que recuerdo.
Algunos lugares de España han llehado a estar a -20º.

Feliz año, Johan!

Que te pinte lindo.

Reabrí Mil Orillas, regreso al blog!

Johan Bush Walls dijo...

Maestra Lena, que bueno verte de nuevo, y que bueno que estés de nuevo en el aire. Acá no estamos acostumbrados a tanto frío, por allá por donde usté si que hay frío, -20, eso si que no lo aguantaría.

Feliz año para ti.

Salú pue.

Nancy dijo...

Cómprate el carrito, así no te expones con los taxistas que no siempre son santos; ni al transporte colectivo que no merece comentarios; ni dependes de nadie más. Eso sí, ten presente que es como tener un hijo al que debes cuidar, alimentar, pagar parqueos para no dejarlo en la calle cuando sales, etc., etc.
Aprovecho para felicitar a Lena, Qué alegría saber que reabrió su blog.
Ya mismo voy para las Mil Orillas.
Apapachos

Johan Bush Walls dijo...

En esas ando maestra Nancy, estoy que me decido y que no, porque como bien decís, es como tener un hijo.

Felicidades a Lena, es muy buena escritora.

Salú pue.